Las autoridades suspendieron las clases debido al hundimiento en el patio a raíz de la lluvia.


El saldo de una tormenta que el área de Defensa Civil de la Municipalidad describió como “leve” este martes incluyó una medida imprevista en el centro rosarino, donde las autoridades del Normal 2 suspendieron las clases del secundario debido a los daños que provocó la lluvia la noche anterior.

Aunque no cayó una gran cantidad de agua más allá del granizo que apareció en algunos sectores de la ciudad, las precipitaciones inundaron el patio en el que habitualmente se iza la Bandera y por el cual se accede a parte de los salones en Santa Fe y Balcarce.

A primera hora, los alumnos del establecimiento se encontraron con un cartel que se refería a los “inconvenientes” que generó el fenómeno meteorológico y por los cuales se canceló la asistencia de estudiantes de primero a quinto año. No obstante, tanto el jardín como la primaria iniciaron su actividad en forma normal a pesar de estos problemas.

Los directivos de la escuela anunciaron que la suspensión comprendía ambos turnos en el transcurso de la jornada y también el miércoles​ hasta que concluyeran las tareas de apuntalamiento del mástil y el relleno del sector afectado.

En conferencia de prensa, la rectora Nélida Gómez explicó que hasta el momento no se conocía la causa del problema, aunque advirtió que el pozo mide 8 metros y obligó a vallar el sector que transitan estudiantes de secundaria y el nivel superior. “Nunca hubo señal de que estuviera hundido, ni siquiera vimos baldosas flojas”, comentó sorprendida sobre el hallazgo de los porteros y la mayordoma minutos después de las 6 de la mañana.

La directiva del Normal 2 confirmó que profesionales del área de Infraestructura del Ministerio de Educación ya estaba abocados a resolver el problema junto a personal del Fondo de Asistencia Educativa (FAE), aunque todavía no era seguro que las clases pudieran reanudarse el jueves.




Comentarios