Luego de conocerse la insólita denuncia por "maltrato animal" contra un circo de gorilas y tigres de mentira, Ezequiel Cattaneo, uno de los organizadores del espectáculo, habló públicamente de los sucedido y señaló que el insólito episodio le causó gracia.

"Fue un hecho irrisorio, lo tomamos con mucho humor. Incluso los supervisores cuando se dieron cuenta que eran animales falsos", relató a TN uno de los organizadores del Gran Circo de Comunidad Redentor, que se realizó en el marco del Día del Niño en Rosario.

Con tono jocoso, Cattaneo aseguró que muchas personas se acercaron para verificar por su cuenta si se trataban o no de personas disfrazadas y peluches gigantes. "Nos sentimos halagados porque se veían reales", precisó.

Tras conocerse la denuncia, el organizador señaló que se sorprendió junto a sus compañeros ante la presencia del personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) en el lugar. "Uno de los encargados le dijo a los agentes: 'Si este tigre muerde a alguien, nosotros nos hacemos cargo'", recordó sobre el momento en que les labraron el acta.

Consultado sobre quién podría ser el denunciante, Cattaneo manifestó "Quizás alguien los vio de lejos, se confundió y pensó que los teníamos en cautiverio".

Denuncia de maltrato animal contra un circo en Rosario.

Sobre los festejos, el organizador contó que montaron un escenario como la parte principal del espectáculo, caracterizado como si fuera un circo de antaño. "También teníamos una carroza que iba a lo largo de la ciudad como si fuera un tren que transportaba animales. En los vagones teníamos diferentes cosas, como payasos y hombres forzudos, y en uno de ellos estaba una jaula llena de gorilas y tigres", precisó, en referencia al show gratuito del que participaron casi 5 mil chicos.