Los fiscales plantearon en el cierre del juicio la absolución de uno de los policías acusados de ayudar a la banda.


La primera jornada de alegatos de cierre en el juicio a “Los Monos” concluyó con la ratificación de los pedidos de penas altísimas para los principales acusados de integrar la banda narcocriminal rosarina, cuyos abogados harán lo propio este martes desde las 13.

Tal como se había esbozado en el inicio del proceso oral y público, Ramón Ezequiel Machuca se mantiene como el imputado con la condena más severa en expectativa, ya que el Ministerio Público reiteró el planteo de sentenciarlo a 41 años de prisión.

Quien sigue en esa lista en orden descendente es el hermano de crianza de “Monchi”, Ariel Máximo Cantero, a quien también acusaron por asociación ilícita y el homicidio del bolichero Diego Omar “Tarta” Demarre. En este caso, a “Guille” le cabría una condena unificada de 26 años y 6 meses.

Los fiscales también pidieron penas unificadas de 14 años y 14 años y dos meses para Leandro Vilches y Emanuel Chamorro respectivamente, sindicados como referentes de la segunda línea en la estructura de la organización delictiva. “El Gitano” Edgardo Fernández es otro de los que podría pasar 14 años de prisión a pesar de que no fue considerado parte de la asociación ilícita. 

Al presunto ex líder de “Los Monos”, Ariel Máximo “El Viejo” Cantero, le corresponderían 10 años en la cárcel de acuerdo a los cálculos de la parte acusatoria.

El fiscal Gonzalo Fernández Bussy pidió además la absolución del comisario Cristian Floiger, uno de los jefes policiales acusados de colaborar con “Los Monos” para garantizar la continuidad de sus actividades a pesar de las pesquisas vinculadas al tráfico de drogas en la ciudad.

Pasadas las primeras horas del alegato que condujo el representante del Ministerio Público, voceros judiciales confirmaron el planteo que beneficiará al ex jefe de Inteligencia de la zona sur en la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (DGPCA).

Floiger fue uno de los funcionarios policiales de mayor rango que estuvo detenido en la etapa inicial de la investigación durante 2013, aunque luego quedó en libertad. En el inicio del proceso que se tramita en el Centro de Justicia Penal, los fiscales habían solicitado una pena de 6 años de prisión e inhabilitación perpetua para el uniformado.

Durante su intervención, Fernández Bussy recordó que varios testigos no se presentaron ante el tribunal por temor a represalias de parte de la banda narcocriminal.

Asimismo, el equipo de fiscales desestimó la existencia de un vínculo entre el juez Juan Carlos Vienna y el empresario Luis Paz, padre del joven cuyo asesinato dio origen a la megacausa penal en septiembre de 2012.En su alegato apuntaron que no pudieron verificar la autenticidad de la foto en la que podía verse a ambos durante una pelea de boxeo en Estados Unidos.

Entre los 13 miembros de fuerzas de seguridad sentados al banquillo de los acusados se destacó el pedido de una pena unificada de 13 años para Ángel Delmastro, quien actualmente cumple una condena a prisión por el crimen de Lourdes Cantero, uno de los cinco homicidios que fueron analizados en el megajuicio.




Comentarios