En Buenos Aires afirman que no falta dinero para ayudar a las provincias sino agilidad en los trámites.


Mientras a nivel nacional se discute la reanudación del transporte de larga distancia y la autorización de los vuelos de cabotaje, en Rosario preocupa nuevamente el atraso en la llegada de subsidios para el sistema de colectivos urbanos e interurbanos. Desde Buenos Aires lo atribuyen a una “cuestión burocrática” de las concesionarias.

El ministro de Transporte, Mario Meoni, afirmó este jueves que las empresas encargadas del servicio “no siempre rinden cuentas en tiempo y forma” en relación al dinero que reciben. De esta manera explicó las reiteradas demoras que a su vez provocaron diferentes paros en la ciudad por parte de los choferes al no tener depositada la totalidad de sus haberes.

En un reportaje con Canal 3, el funcionario descartó que haya diferencias políticas con las autoridades municipales y provinciales como factor en el conflicto. “Lo que puedo asegurar es que tenemos los recursos y estamos poniendo todo para que rápidamente los reciban”, sentenció.

La plata está pero aún no llegó. Frente a este escenario, el Ejecutivo nacional tiene pendiente la transferencia de la última cuota acordada con Santa Fe por unos 112 millones de pesos y estiman que ese monto se acreditará en los primeros días de la semana que viene.




Comentarios