El jefe de la Unidad Regional IV decidió remover a Víctor González tras la denuncia sobre una reunión ilegal.


El jefe de la Unidad Regional IV, Hernán Ferrero, ordenó este miércoles la remoción del comisario de Chañar Ladeado. El uniformado había quedado en el ojo de la tormenta este fin de semana a partir de la denuncia de que había asistido a una fiesta clandestina en el pueblo santafesino.

La presencia de Víctor González fue uno de los principales motivos de discusión el último martes en la reunión del comité de crisis local en el departamento Caseros. Aunque la Justicia no lo investiga aún como responsable de delito alguno dentro de la causa que se abrió por la reunión ilegal en tiempos de pandemia, la Policía provincial decidió desplazarlo como titular de la seccional 5°.

Algunos vecinos consultados por el presidente comunal Matías Dichiara indicaron que había entre 80 y 90 invitados al salón donde se llevó a cabo el encuentro la noche del sábado. Otros testimonios dieron cuenta de unos 150 asistentes que incumplieron las medidas de distanciamiento social, preventivo y obligatorio por el nuevo coronavirus.

Las quejas sobre la fiesta se amplificaron debido a que los reclamos telefónicos de los vecinos cayeron en saco roto y más tarde asomaron las acusaciones contra González por haber ido al evento. Al margen de la pesquisa a cargo del fiscal Matías Merlo, las autoridades de las fuerzas de seguridad se inclinaron por el recambio en Chañar Ladeado y el subcomisario quedó a cargo provisoriamente.




Comentarios