Un remisero estuvo a punto de ser asesinado mientras le lavaban el auto en Villa Gobernador Gálvez. El ataque ocurrió este lunes a la tarde, cuando dos hombres que pasaron por el lugar lo persiguieron por la calle y lo hirieron tras dispararle gran cantidad de veces, aunque uno de ellos acabó detenido.

La víctima se encontraba sobre Soldado Aguirre al 2400 en el momento en que los agresores lo vieron y fueron a buscarlo. Así entró a la carrera a una gomería cercana y terminó encerrado en el baño para refugiarse de los balazos. Uno de los proyectiles le dio en el dedo de una mano, pero se salvó gracias a la intervención del encargado del taller.

"Simplemente salí corriendo y vi la chata de Gendarmería que justo venía", recordó el empleado del negocio sobre la violenta secuencia registrada pasadas las 18. Las fuerzas federales capturaron a uno de los sospechosos y luego se montó un operativo para esclarecer el hecho y asistir al chofer herido.

Adentro de la gomería quedaron al menos 14 vainas servidas de munición calibre 9 milímetros. Afuera quedaron rastros de la sangre del remisero sobre una reposera y no se reportaron otras víctimas más allá de que había varias personas presentes e incluso niños.

Como principal testigo de la balacera, el gomero le aseguró a Canal 3 que el ataque fue "terrorífico". Como detalle al respecto, advirtió que había balas sin percutar tiradas en el piso después del intento de homicidio.