Este lunes la comisión de Servicios Públicos del Concejo comenzará a discutir el proyecto oficial de rediseño del transporte, que declara también la emergencia en ese campo, que está funcionando al 20% de su capacidad pre-pandemia.

Entre las modificaciones que se anticipan está la posibilidad de que el servicio nocturno sea “a demanda”, una reestructuración de las líneas y un ajuste de la frecuencia entre coches “según cantidad de pasajeros”.

Transporte en Rosario (@movilidadros)

El proyecto, del propio intendente Pablo Javkin, declara la emergencia para el transporte por tres años y busca redefinir líneas, frecuencias, prestaciones necesarias, requisitos de la flota, recorridos, ramales y paradas para adaptarse a "las nuevas necesidades originadas por la emergencia sanitaria".

"Está muy avanzado el tema de reducir frecuencias a la madrugada", reconoció una voz oficialista a La Capital. "Hay que evitar la superposición de líneas en ciertos recorridos y adaptarlos donde hay demanda, ajustando eso en base a los datos que recopile el Ente de la Movilidad".

La oposición, por su parte, consideró: “Si el mayor problema es el sostenimiento económico, van a tener que hacer un replanteo de líneas. Frecuencia e inversión de las empresas”, dijo una fuente. “El pliego hoy es muy ambicioso para este contexto, habría que discutir su modificación en lo legal”, sumó.

Frecuencias nocturnas

El proyecto de Javkin busca ajustar las frecuencias y recorridos nocturnos según la demanda de distintas zonas. Una de las opciones sería que los usuarios anunciaran su viaje en una app y el sistema ajustaría los recorridos en base a eso.

"No es una modalidad puerta a puerta, se trata de un algoritmo que nos permitirá focalizar las paradas donde verdaderamente los usuarios lo precisen", había aclarado Roy López Molina.

Mientras, el peronismo ya adelantó que pedirá que la emergencia se extienda únicamente mientras dure la pandemia, y que luego se revisen las modificaciones. También, que la comisión de trabajo para la emergencia cuente con la representación de los usuarios. Y finalmente, que lo acordado vuelva al Concejo para su ratificación o rectificación.

"Caso contrario se deberá extinguir el pliego de mutuo acuerdo con las empresas y firmar con ellas contrataciones precarias donde se pueda aceptar pagarles por kilómetro recorrido, por ejemplo. Luego, en la pospandemia, habría que armar un nuevo pliego", dijo un vocero del peronismo en el Concejo.