Las camas críticas en el sistema sanitario de la ciudad están ocupadas por encima del 90 por ciento.


Con el sistema sanitario trabajando al límite de la capacidad y sin respiro desde hace una semana, este martes se registraron importantes demoras internaciones por coronavirus en Rosario. A partir de la foto de cuatro ambulancias en un mismo sanatorio privado, la Municipalidad advirtió: “Es una situación que vamos a ver con frecuencia”.

La postal del retiro de un ataúd mientras los pacientes esperaban su lugar tomó estado público por la tarde. Cinco horas pasaron hasta que se resolvió el ingreso en el Hospital Italiano Rosario Centro, ex Sanatorio Los Alerces, y se logró despejar el playón de estacionamiento del efector de San Juan al 3000.

Al día siguiente, el director del Comité de Operaciones de Emergencias Sanitarias (COES), Juan Becerra, explicó que todas las personas trasladadas ya habían sido aceptadas para su atención en el nosocomio. Si bien no se trataba de casos graves, afirmó: “De ninguna manera se justifica semejante espera“.

En un reportaje con Radio 2, el funcionario municipal estimó que las demoras en la recepción serán moneda corriente en la medida en que no se desaceleren los contagios en la ciudad. “El giro de camas de estos pacientes es muy lento: la estadía en cuidados críticos o salas generales con oxígeno es prolongada, con un mínimo de 10 a 12 días”, apuntó.

Más temprano, el director de Salud de Tercer Nivel de Santa Fe, Rodrigo Mediavilla, subrayó que el área de terapia intensiva en Rosario está ocupada en un 96% en el sistema público y 92% en el privado.




Comentarios