El director Jorge Kilstein añadió que también contrataron más personal ante el incremento de los casos de coronavirus.


El Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria incorporó 19 camas al modular construido para afrontar la pandemia. A dos meses y medio de su inauguración, las autoridades celebraron la ampliación pero señalan que los nuevos lugares “se van ocupando prácticamente en el día” debido a la rápida propagación del nuevo coronavirus.

El director del nosocomio, Jorge Kilstein, ratificó que “la demanda es cada vez mayor” en el sistema sanitario de la región, aunque celebró las nuevas medidas adoptadas para mejorar el trabajo. Entre ellas mencionó que sumaron terapistas contratados y además les asignaron nuevas funciones a otros empleados del efector.

La reforma mantiene el esquema básico vigente desde fines de julio en el centro de salud. El modular ahora cuenta con nueve camas críticas más y se mantiene reducida con siete plazas el área de terapia intensiva del edificio principal, donde se internan aquellas personas que no tienen COVID-19.

En un reportaje con Radio 2, Kilstein confirmó que el hospital ya tiene la posibilidad de realizar sus propias pruebas PCR para detectar casos de coronavirus. Las mismas se realizan en el laboratorio que se abrió a partir de un proyecto de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).




Comentarios