En medio del retroceso de actividades impuesto por el coronavirus funcionarán en el horario nocturno casi con exclusividad.


Los kiosqueros de Rosario, que están incluidos dentro de las actividades esenciales, lograron sortear el límite horario de las 19.30 impuesto para los pocos rubros que pueden abrir sus locales para el ingreso de los clientes.

La novedad fue confirmada por Marcos Difilippo, titular de la Cámara de Kiosqueros y Afines de Rosario y la región. “Desde este miércoles vamos a poder estar cerrando a las 22”, indicó el dirigente gremial sobre las dos horas y media extra en la que van a poder atender cuando el resto de los comercios de la ciudad ya tendrán sus persianas bajas.

Justamente después de las 19.30 es la franja de mayor actividad ya que llegan a comprar los trabajadores que buscan elementos para hacer la cena y ya no están abiertos los supermercados”, planteó Difilippo sobre “el horario que más influye en nuestras cajas diarias”.

Nuevas excepciones

El secretario de Desarrollo Económico, Sebastián Chale, declaró sobre cuestiones en las que había dudas respecto del funcionamiento comercial.

Una de las cuestiones que más consultas generó fue el funcionamiento de delivery de actividades no esenciales. El funcionario confirmó que en dichos locales el personal puede preparar los los envíos y trabajar con cadetes de 11 a 19.

Por otra parte, las tareas vinculadas con la atención administrativa podrán seguir trabajando de manera remota.

Los velorios pueden realizarse con hasta 10 personas, otro elemento que había generado dudas.

Por último, Chale aclaró que el personal doméstico puede asistir a sus sitios de trabajo siempre y cuando la tarea que realicen sea de asistencia a niños o adultos mayores.


En esta nota:

Economia Coronavirus


Comentarios