Estudiantes universitarios de medicina fueron habilitados en el marco de una prueba piloto para poder graduarse.


Casi 170 estudiantes de medicina de Rosario asistieron este lunes al primer examen presencial en Santa Fe como parte de una prueba piloto para retomar las mesas en el nivel superior tras la cuarentena. La convocatoria excepcional autorizada por el gobernador Omar Perotti también permitirá sumar nuevos profesionales graduados de la carrera.

La práctica final obligatoria (PFO) de la cohorte 49 se llevó a cabo bajo normas de bioseguridad y se implementó el distanciamiento social recomendado para evitar el contagio del nuevo coronavirus. A diferencia de la modalidad habitual, la evaluación fue por escrito y las hojas se entregaron en un folio que luego debía desinfectarse para la corrección.

El ingreso al salón de 165 estudiantes se llevó a cabo por turnos a través de cinco accesos e incluso se pautaron momentos específicos para la ventilación del ambiente mediante la apertura y el cierre de ventanas.

El rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Franco Bartolacci, destacó que la facultad vecina al Hospital Centenario fue “la primera institución del área salud del país en retomar instancias presenciales” a más de tres meses de la declaración de la pandemia. El ex decano de Ciencia Política consideró que esta instancia fue “un paso más, con mucho cuidado y precaución, hacia el reencuentro” en el resto de las unidades académicas.




Comentarios