Este fin de semana se registraron nuevos incendios en sectores que ya habían sido muy afectados por las llamas.


Con temperaturas más bajas y noches más largas en las últimas semanas, el único elemento que parece inmodificable en el horizonte de la costa rosarina es el de los incendios en las islas entrerrianas. El humo dijo presente este fin de semana una vez más y cruzó el río, aunque no tuvo la misma intensidad que a principios de este mes.

La organización no gubernamental El Paraná no se Toca dio a conocer este sábado imágenes satelitales que dan cuenta de que los nuevos focos se registraron en uno de los sectores más afectados a lo largo del año. El área visible se ubica al sur de la Ruta Nacional 174, que conecta Victoria con el puente hacia territorio santafesino.

Pasada una semana del costosísimo operativo que realizaron brigadistas federales y provinciales para sofocar las llamas, la huella del fuego se fue borrando, aunque la actividad ilegal no se detuvo por completo. De hecho, el último miércoles se confirmó la denuncia contra dos personas demoradas por Prefectura Naval al advertir la quema en una parte de las islas entrerrianas.

Este domingo se podía ver en las afueras de Rosario el rastro del humo y el olor también llegó hasta diferentes rincones de la ciudad. De esta manera se confirma que se mantiene la práctica dedicada a terrenos empleados por el sector agroganadero en el humedal.




Comentarios