El procedimiento se puso en marcha a partir del examen del esposo de una trabajadora municipal.


El tercer piso de la ex Aduana de Rosario quedó cerrado este miércoles a partir de un caso sospechoso de coronavirus. La medida responde al protocolo diseñado para evitar la propagación de la enfermedad, dado que la persona involucrada es el marido de una empleada municipal que trabaja allí.

El operativo de desinfección en el edificio ubicado sobre la bajada Sargento Cabral no alteró el funcionamiento de las oficinas restantes. El próximo paso a seguir en materia sanitaria está supeditado al resultado del test de COVID-19 a un hombre cuya esposa cumple tareas a la Secretaría de Planeamiento.

Fuentes consultadas por Radio 2 informaron que el despliegue es similar al que hace dos semanas derivó en la suspensión temporal de las actividades de los Tribunales Federales de Bulevar Oroño. Si el análisis de la muestra es positivo, evaluarán a la mujer involucrada, quien se encuentra bajo aislamiento preventivo, y a sus compañeros. De lo contrario, las dependencias retomarán este jueves su modalidad de habitual de trabajo.

De acuerdo al último parte oficial del Gobierno de Santa Fe, en Rosario hubo cuatro contagios nuevos de coronavirus este martes. La semana pasada, en cambio, se habían sumado nueve pacientes a partir de una persona que se infectó en un viaje a la provincia de Buenos Aires.




Comentarios