El hombre de 61 años vigilaba un supermercado chino cuando se enfrentó a dos delincuentes.


La Justicia rosarina ordenó mantener bajo prisión preventiva efectiva a un infante de Marina retirado, a quien arrestaron por herir a un recolector residuos en un tiroteo. Además de las lesiones que sufrió el trabajador, la Fiscalía denunció que el imputado no tenía permiso para portar el arma de fuego que utilizó en el episodio cuando vigilaba un supermercado chino.

Según informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA) este lunes, Eduardo Antonio Meyer estaba trabajando como guardia de seguridad del comercio ubicado sobre Corrientes y Uriburu. Allí disparó e hizo un “uso negligente” de la pistola calibre 9 milímetros que entregó después al presentarse ante las autoridades.

Durante la audiencia que se realizó por videoconferencia, el fiscal Rodrigo Santana dejó de lado la cuestión del supuesto intento de robo que derivó en el enfrentamiento armado y se centró en la actuación del hombre de 61 años. Lo señaló como responsable de lesiones graves culposas agravadas y le atribuyó además el delito de la violación de las medidas para evitar la propagación del coronavirus, dado que no tenía permiso del Estado para prestar el servicio de custodia durante la cuarentena.

Luego de escuchar a las partes, el juez Hernán Postma aceptó la calificación legal propuesta y resolvió que Meyer continúe tras las rejas por 90 días en esta primera etapa de la investigación del MPA.




Comentarios