Frente al estancamiento de los casos, se viene la etapa en la que "irán a buscar" la enfermedad en las áreas periféricas.


Si bien en Santa Fe destacan el estancamiento de la curva de contagios en la provincia, aseguran que lo que puede ocurrir desde ahora es la ocurrencia de casos “por brotes” en comunidades cerradas. Así el foco está puesto en barrios humildes y geriátricos donde hay población vulnerable a la enfermedad y mayor hacinamiento.

Como ya se adelantó desde la cartera sanitaria provincial el plan ahora es “ir a buscar el virus” haciendo testeos en gente que no necesariamente tiene los síntomas y la secretaria de Salud adelantó cómo será el operativo en Rosario, la ciudad más poblada de “la bota”.

“Lejos de sentarnos a esperar que ocurren los casos por brotes en comunidades cerradas, ya estamos en conexión con la Municipalidad de Rosario para implementar un importante plan de detección“, indicó Sonia Martorano, en contacto con Radio 2.

Cerca de presentarse oficialmente en la próximas horas, la iniciativa buscará “un abordaje barrial para cuidar a nuestros vecinos”.

“No será un testeo rápido. En cambio, vamos a hacer hisopados y tendremos a las 24 horas cada resultado. Ante un caso positivo asintomáticos vamos a trabajar en el aislamiento de esa persona y su entorno”, explicó la funcionaria de Omar Perotti.

El plan de testeos “se realizará en los cinco distritos periféricos de Rosario”, mientras que en el distrito centro “se buscará poner en marcha otra modalidad”.

La idea es trabajar ahora en el llamado “silencio epidemiológico”. “La detección se hará a través de los centros de salud barriales y en todos los geriátricos”, añadió Martorano sobre los hisopados.

Hasta la fecha se registra en la provincia de Santa Fe un total de tres fallecidos por coronavirus, mientras que un paciente continúa internado en cuidados intensivos, sin necesidad de asistencia respiratoria mecánica. El resto presenta una evolución favorable.




Comentarios