El conductor del vehículo quedó tendido sobre la calle e inicialmente creían que había protagonizado un siniestro vial.


Un motociclista falleció este martes por la noche en la zona sur rosarina y la investigación sobre lo que inicialmente parecía un siniestro vial giró rápidamente tras descubrir que el conductor cayó baleado frente a un centro recreativo municipal cerca del barrio Hospitales.

El caso que abordó la Agencia de Investigación Criminal (AIC) se registró alrededor de las 21, cuando la víctima quedó tendida a metros de la entrada al Polideportivo 9 de Julio. Los primeros indicios daban cuenta de que circulaba por Dorrego y chocó con una camioneta a la altura del pasaje Blanqué.

Según informó Canal 3, la ex PDI encontró un casco y una mochila roja tirada sobre la calzada. Pero el dato más relevante para la pesquisa surgió después, cuando examinaron el cuerpo y advirtieron que presentaba una herida de arma de fuego en la región lumbar.

A partir de la nueva hipótesis sobre un homicidio, la calle quedó cortada mientras se profundizaba la inspección del lugar. De forma preliminar trascendió que las fuerzas provinciales no descartaban el intento de robo como un posible móvil detrás del disparo que recibió el muchacho, cuya moto Zanella fue secuestrada por las autoridades a última hora de la jornada.




Comentarios