Baleó a un policía, asaltó a mano armada a un repartidor, robó a todo el que se le cruzó por Santa Fe al 5200 y siempre quedó libre. Tiene 16 años.


Mariano Nahuel V. se convirtió en una figurita repetida en las comisarías rosarinas, porque apenas es liberado por ser menor de edad, y vuelve a caer por algún delito. En el último vez lo detuvieron tres veces por balear a un policía, asaltar a un repartidor y ahora por robarle a todo aquel que se cruzara en la zona de Santa Fe al 5200.

El precoz delincuente de 16 años ya cuenta con un enorme prontuario delictivo, que incluye delitos cada vez más graves. A comienzos de febrero, le disparó en una pierna a un efectivo que hacía adicionales en barrio Fisherton.

Como era de esperarse, al rato lo liberaron por ser menor de edad. Y pasaron algunas horas que volvió a caer por intentar robarle la moto a un repartidor de pan en el mismo lugar en el que había baleado al agente. Como no logró su cometido, le disparó al vehículo y se dio a la fuga.

En el medio había sido entregado a su progenitora, que evidentemente no supo, no pudo o no quiso contenerlo. Tras algunos días sin noticias suyas, el joven malviviente volvió a sus andanzas. El miércoles por la tarde, intentó asaltar a todo el que se cruzó en la zona de Santa Fe al 5200, donde se encuentran el cruce con las vías del ferrocarril.

Varios transeúntes fueron víctimas de este sujeto, que incluso intentó sustraerle la moto a un hombre. Tras un aviso al 911, personal policial lo detuvo y lo trasladó a la comisaría 12°, quedando a disposición de la Justicia de Menores que seguramente lo liberará en breve.




Comentarios