El ex agente, que trabaja como custodio del lugar, efectuó disparos preventivos y logró reducir al delincuente.


Un violento intento de asalto a una distribuidora de zona oeste terminó con el delincuente reducido por un ex policía, quien custodia el lugar y que efectuó tres disparos al aire para disuadir al maleante.

El hecho ocurrió alrededor de las 20 de este miércoles, cuando el ladrón ingresó con una réplica de arma de fuego a un negocio de venta mayorista ubicado en bulevar Segui al 5200. Tras exhibir la pistola, que luego se comprobó que era de utilería, amenazó a los presentes exigiendo el dinero.

Entonces el custodio del lugar realizó tres tiros preventivos con los que asustó al maleante al que logró reducir y quitarle la réplica. Momentos después llegó la Gendarmería, que justo estaba patrullando la zona, y detuvo al caco.

(Fotografía: @JoseljuarezJOSE)




Comentarios