El presunto jefe de una de las bandas narco más importantes tuvo defensora oficial tras el arresto de su abogado.


Después de dos años sin avances tras el secuestro de un cargamento de casi 500 kilos de marihuana en Río Negro, la Justicia federal rosarina indagó este martes a Esteban Lindor Alvarado en relación a dicho operativo. De esta manera, uno de los máximos sospechosos en torno al crimen organizado en la ciudad sumó su primera acusación formal por tráfico de drogas.

La presentación se había programado inicialmente para el jueves 21 de noviembre, pero se pospuso horas antes a raíz del arresto de uno de los representantes legales del acusado. Claudio Tavella fue detenido esa mañana en la casa de sus padres y desde entonces se encuentra bajo prisión preventiva como supuesto miembro de la asociación ilícita que encabezaba su cliente.

Alvarado se negó a contestar preguntas ante el juez Marcelo Bailaque y el fiscal Guillermo Lega. Más allá de su silencio frente a las autoridades, se lo imputó como encargado de organizar el traslado de los 493 kilos de droga decomisados el 24 de noviembre de 2017 en General Roca. Aquel procedimiento tuvo su correlato judicial en el fuero federal de dicha ciudad de Río Negro y cuatro rosarinos fueron condenados por la maniobra.

Según informó La Capital, el presunto líder narco fue asesorado por la defensora pública oficial Rosana Gambacorta, aunque durante el resto de la causa tendrá el patrocinio de un abogado particular. Antes de fin de año, el juez a cargo del expediente deberá resolver su situación procesal en paralelo con la resonante investigación que llevan adelante desde hace más de un año fiscales de la provincia de Santa Fe.




Comentarios