Estaba desaparecida desde marzo y encontraron sus restos en un pozo de General Lagos

La Policía de Investigaciones (PDI) acudió al lugar para inspeccionar el sitio del hallazgo.
La Policía de Investigaciones (PDI) acudió al lugar para inspeccionar el sitio del hallazgo.

Elsa M. tenía 61 años y la mató su pareja tras una discusión. El femicida admitió el hecho y contó reveladores detalles del crimen.

La Policía de Investigaciones (PDI) inició este miércoles a la noche un operativo por un caso de femicidio en General Lagos. El procedimiento se realizó tras la denuncia sobre el hallazgo de restos humanos cerca de la autopista Rosario-Buenos Aires. La víctima se identificó como Elsa M., de 61 años y desaparecida desde marzo.

El caso, incluyó el arresto de la pareja de la mujer, un hombre de 64 años, oriundo de la localidad de Paraná, Entre Ríos. Desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe se informó que el arrestado quedó a disposición del fiscal encargado de la causa, Adrián Spelta.

Las acciones comenzaron alrededor de las 16.30, cuando efectivos de la División Capturas de la Policía de Investigaciones (PDI) junto a integrantes de Bomberos Zapadores y distintas brigadas de Bomberos Voluntarios, se hicieron presentes en una vivienda de calle Sarmiento al 500 a los fines de ubicar a José María C., de 64 años, no encontrándose en el lugar por lo que junto a una mujer que estaba en la vivienda, se dirigieron a una finca a la altura del km 275 de la autopista Rosario – Buenos Aires.

En el predio se procedió a desplegar la brigada canina que apuntó a un pozo que se encontraba cerca de un molino por lo que los efectivos, tras constatar que el lugar era seguro bajaron hasta el fondo y fue cunado hallaron dos bolsas con restos humanos.

En ese momento se procedió al arresto de la pareja de la víctima,  quien confesó que efectivamente los restos eran de su pareja.

Según reveló el propio detenido, no recordaba la fecha exacta pero habló de una discusión en la que tras golpearse mutuamente, él tomó una soga y realizó presión sobre el cuello de la mujer, tras lo cual ella cayó. Luego notó que la víctima no respiraba y la arrojó al pozo. En el lugar también se secuestraron prendas de vestir, una soga y un machete de 65cm de largo.

El sujeto quedó a disposición del fiscal Adrián Spelta, fiscal de homicidios, quien ordenó que quede detenido e incomunicado para luego ser llevado a audiencia imputativa.