Una multitud se acercó a las inmediaciones del Monumento a la Bandera para el cierre de campaña del Frente de Todos.


Alberto Fernández cerró su campaña presidencial de cara a las primarias del domingo con un multitudinario acto en Rosario, con el Monumento a la Bandera de fondo. “No voy a pelearme más con Cristina porque juntos queremos construir la Argentina que nos merecemos”, dijo el ex jefe de Gabinete.

Fernández estuvo acompañado por su precandidata a vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, el precandidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y un gran grupo de mandatarios provinciales peronistas, encabezado el santafesino Omar Perotti.

Alberto Fernández: “Nunca más me voy a pelear con Cristina”

“Cuando nos reencontramos a fines de 2017 con Cristina no estábamos felices y nos dijimos que teníamos que empezar a hacer las cosas de otro modo. Por eso retomamos el dialogo, recuperamos el afecto que siempre nos tuvimos”, dijo Fernández y dejó un mensaje para quienes “están preocupados por la relación” que tendrá con la ex presidenta.

“Nunca más me voy a pelear con ella porque haremos la Argentina que necesitamos, que nos merecemos”, remarcó y agradeció el apoyo que le brindó para su precandidatura. En este sentido, también ponderó a los gobernadores. “La Argentina que se viene será mucho más federal. Fue de Perotti la idea de pensar al país desde el interior y no desde Buenos Aires, y eso haremos”, reafirmó.

Fernández destacó que hoy el país tiene la mitad del PBI que en 2015, que cada día se incrementa más el desempleo y bajan los salarios por efecto de la devaluación y la inflación. “Lo único que produjo (Maucirio) Macri fueron 4,5 millones de pobres, y eso no se tolera más”, sentenció y se preguntó: “¿Hasta cuándo vamos a ver cómo cae la gente en la pobreza, cómo los chicos dejan de comer y pierden las vacunas, cómo los jubilados se quedan sin medicamentos?”.

En esta línea aseguró que busca “atender a la gente y darle dignidad, valores”, y que para eso no importa a quién votó cada uno en 2015, lo que interesa es que si ahora hay coincidencia en el futuro en común, esta vez lo acompañen con el sufragio.

“Entre los que especulan con la timba financiera y los que invierten, estoy con los que invierten, entre los que dan trabajo y los que compran leliqs, estoy con el trabajo, entre los bancos y los jubilados, voy con los jubilados”, manifestó Fernández y cerró diciendo que ya en el primer semestre de su eventual gobierno buscará cambiar el país.

“La suerte dependerá de nosotros, no de los de afuera. Nosotros ya salimos del laberinto que esta gente nos dejó en 2003, y ahora volveremos a hacerlo”, finalizó.

El acto central fue cambiando de horario en función de la cargada agenda que tuvo Alberto Fernández en Rosario. Por la mañana participó de un acto en la Asociación Empresaria de Rosario (AER), y luego expuso su plataforma en la Bolsa de Comercio de Rosario.

Ya por la tarde, se reunió con gobernadores peronistas en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y firmó convenios en torno a ejes de trabajo que buscará llevar adelante en cada provincia, en caso de ser electo primer mandatario.





Comentarios