Sobre el hombre pesaba una orden de restricción que incumplió y por eso ahora le dictaron prisión preventiva.


A un profesor de ciclismo sospechado de abusar de una alumna de 12 años quedó finalmente bajo el régimen de prisión preventiva a partir de una decisión de la fiscal Gabriel Lascano de Cañada de Gómez.

El hombre, de 45 años, había sido imputado en libertad por violación y pesaba sobre él una restricción de acercamiento a la víctima. Aunque la familia de la menor denunció que el sujeto no respeto la clapusica.

Así, el juez Jesús Rizzardi dictó este miércoles la medida cautelar privativa de la libertad por el plazo de tres meses.

El acusado, de nombre Jorge Rubén G., montó una escuela de ciclismo que mantuvo una intensa actividad en la localidad santafesina que llevó a numerosos adolescentes a entrenar en su institución y competir a nivel nacional.

El 24 de junio el docente fue formalmente imputado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante en calidad de autor y en grado consumado y desobediencia judicial en calidad de autor. Durante la acusación en los tribunales de Cañada de Gómez, la fiscal Lescano señaló al hombre de abusar de una alumna menor de 12 años en reiteradas oportunidades, durante dos años, en reuniones que mantenían en su casa mientras que se resguardaron detalles sobre el caso de la otra víctima.

No obstante, días después de la grave acusación, familiares de la víctima denunciaron que el docente incumplió una orden de restricción de acercamiento que pesaba desde el 15 de junio. Según esa denuncia, el 5 de julio, entre las 16 y las 19, el docente estacionó su auto a sólo cien metros del domicilio de las víctimas y familiares. Por ello se ordenó su detención que finalmente se concretó este martes.





Comentarios