La actividad esta pautada para este viernes de 10 a 12 horas. Se suspende por lluvia. 


Con la llegada del invierno, personal municipal realiza por estos días la poda del Rosedal y aprovecharán la ocasión para entregar gajos y esquejes a quienes se acerquen al lugar.

La entrega será gratuita y está prevista para este viernes 12 de julio, de 10 a 12 horas, en el mismo Rosedal para aquellas personas que quieran tener un tallo para plantar en su casa. La actividad se suspende por lluvia.

La poda de invierno permitirá que los más de siete mil rosales florezcan una vez más en primavera. En paralelo se prepararán esquejes para que los rosarinos que así lo deseen puedan llevar un pedacito de este histórico espacio de la ciudad a su casa y plantarlo allí.

Estos trabajos, llevados adelante por la Secretaría de Ambiente y Espacio Público, se hacen en temporada invernal, permitiendo luego que cada especie tenga una refloración en distintas épocas del año, tal como se sostuvo desde el inicio de los trabajos hasta aquí.

La transformación histórica del Rosedal fue llevada adelante en 2017, cuando comenzó la plantación de más de 7 mil ejemplares de rosas de 37 variedades distintas. Allí se transplantaron arbustos para liberar zonas de plantación, se niveló el terreno, se abrieron canteros e implantaron panes de césped, entre otras tareas. Para todo esto se necesitó un proceso de planificación intensa, reconstruyéndose su historia y fisionomía original mediante fotos y trabajo de campo.

Cómo plantar los gajos

En primer lugar es importante identificar la base del gajo, las yemas deben mirar al cielo y los aguijones apuntar hacia abajo. A continuación, con una tijera pequeña realizar un corte en la base en forma de cruz ya que esto favorece el desarrollo de las nuevas raíces.

Una vez realizado el paso anterior, para preparar la tierra, elegir una que sea rica en nutrientes. La misma debe ser suelta, es decir, que no se formen cascotes. Lo ideal es usar sustrato: tierra buena con perlita y arena de río (puede incluir turba, pero no compost).

Después armar un pozo en la tierra con un palito o lápiz, al plantar el gajo, colocar 2 yemas bajo tierra (1/3 aproximadamente), y por lo menos 3 o 4 yemas tienen que permanecer sobre la superficie de la tierra.

A continuación, cubrir el esqueje con una botella de plástico a modo de efecto invernadero.

Los gajos deben tener luz, pero no sol directo. Una o dos veces por semana hay que humedecer la tierra sin mojar los gajos. Las macetas deben estar a resguardo del viento.

A los tres meses la planta echa raíces y hay que dejarla en macetas al menos 1 año. Se deben podar durante el mes de Julio.






Comentarios