El vuelo que lo trajo al país desde Barcelona demoró en el despegue tras hacer escala en Fisherton.


Si bien tenía previsto hacer en Rosario solo una escala para dejar a su familia antes de despegar hacia Ezeiza, Lionel Messi debió demorar su salida desde el aeropuerto de Fisherton, ya que la terminal internacional ubicada a pocos kilómetros del predio de AFA donde “La Pulga” debía entrenar este martes, suspendió operaciones por la niebla. Recién pasadas las 10.30 se produjo la salida.

Para calmar la espera Messi subió una foto desde el interior de la aeronave con la que suele cruzar el atlántico y que tiene el número “10” estampado en al cola, además de los nombre de sus hijos en la escalerilla para el ascenso y descenso. En la imagen, además, etiquetó a la empresa encargada de operar el vuelo privado.

Pasadas las 8.30 la máquina aterrizó en el Aeropuerto Internacional “Islas Malvinas” de Rosario, y si bien se especuló con que Lionel pasar algunas horas con su familia en la ciudad, luego esa versión quedó descartada.

Messi bajó de su avión privado y salió de la plataforma en un bus de Intercargo para hacer trámites migratorios. (Juan José García)

Lo cierto es que la familia del astro descendió junto a él de la aeronave, pero el futbolista permaneció unos minutos en la terminal haciendo trámites migratorios. Cuando regresó al jet para seguir vuelo a Ezeiza se desayunó que el principal complejo de conexiones internacionales del país estaba cerrado por niebla para todo tipo de operaciones.

Fueron apenas algunos minutos que bastaron para la foto que subió a las redes en la que incluso se ve un mate a su lado, que puede haber sido el empleado para calmar la ansiedad.




Comentarios