La crisis golpea en la provincia de Córdoba y uno de los rubros más afectados por la inflación es la carne, donde el incesante aumento de los precios se traduce en la caída de las ventas, como advierten en las carnicerías de los barrios de Río Cuarto.

Por estos meses, esos locales barriales están en alerta y muchos de ellos ven peligrar su continuidad, ante la inflación y las pocas ventas, dada la crisis que golpea a los bolsillos de los consumidores.

Sobre el tema, Fabio Oviedo, que es secretario general del Gremio de la Carne, ha dicho que para la actividad “es muy difícil sostener con estos aumentos y por el otro lado la gente compra menos”.

“El aumento ha sido del 76 por ciento en el año, lo que significa que es el doble de la inflación oficial nacional”, comentó en declaraciones a Telediario Digital y agregó que vienen “diciendo que para muchas carnicerías de barrio comprar media res significa mucha cantidad de dinero y hay que sumar a esto que en el caso de la pandemia vemos mermado el ingreso de todos”, sostuvo.

Seguidamente y dando un panorama poco alentador, indicó que “se nota mucho el descenso de las ventas, que bajaron un 30 por ciento más”, dijo en el alusión a los últimos meses y añadió que “la preocupación no solamente es por la carnicería que cierra sino también por el empleado”, lamentó.