Este miércoles 20 de octubre, el Gobierno provincial abonará un bono de 10.000 pesos a trabajadores estatales, sean activos o jubilados de la provincia (alcanza a empleados de la administración central, entes descentralizados, docentes, policías, médicos y enfermeros, judiciales y legislativos), con recibos de sueldos de hasta 100.000 pesos netos. La medida también alcanzará a los jornalizados.

El ministro de Economía, Planificación e Infraestructura, Santiago Pérez Pons, quien había dado detalles en el anuncio realizado la semana pasada, más de 100.000 personas percibirán este beneficio.

En tanto, el cronograma de pago de salarios, como se viene realizando desde hace ocho meses, se abonará antes de fin de mes. En este caso, jubiladas y jubilados percibirán sus haberes el jueves 28 de octubre, mientras que los trabajadores activos lo harán el viernes 29, en ambos casos con un aumento del 7%.

De esta manera, las trabajadoras y trabajadores estatales tendrán un aumento salarial de no menos del 50%, que estará por encima de la inflación, según resaltó el ministro. Estas medidas –dijo- implican un esfuerzo fiscal importante, pero tienen como objetivo central acelerar la velocidad de la recuperación económica.