Se trata del interno Nahuel Novelino, quien tenía dos líneas telefónicas dadas de alta este año. El hombre operaba con cómplices en narcotráfico y robos.


El personal de la Subdelegación Venado Tuerto y otras delegaciones del Área III Rosario de la PFA realizaron once allanamientos simultáneos, al sur de la provincia de Santa Fe. Al mismo tiempo, la Delegación Resistencia de la misma fuerza concretó otro allanamiento en la Unidad Penal Federal Nº 7 de la capital de la provincia de Chaco, precisamente en la celda donde se encuentra alojado el jefe de la banda.

Como resultado de los procedimientos dispuestos por el Juzgado Federal de Venado Tuerto a cargo de Aurelio Cuello Murúa, se secuestraron armas, municiones, drogas ilegales, dinero en efectivo, teléfonos celulares, tarjetas SIM, notebooks, vehículos, boletos de compra-venta de inmuebles y otros elementos de interés para la causa.

Un preso desde la cárcel federal de Resistencia lideraba una banda delictiva

La causa, por infracción a la Ley 23.737 de tráfico y tenencia de estupefacientes, fue iniciada a principios del mes de junio de este año a raíz de una denuncia anónima recibida en la sede del Juzgado Federal de Venado Tuerto. Luego de 40 días de investigación, la PFA logró identificar a los integrantes de la banda, determinar la participación de cada uno y reunir las pruebas que permitieran solicitar las órdenes de allanamiento.

Según informó el sitio DiarioNorte, ya se había detectado el envío de importante cantidad de dinero entre miembros de la organización entre Resistencia y Rosario. Ello había permitido a la PFA realizar el seguimiento de la banda mediante diferentes estrategias.

Con mucho hermetismo se realizaron los procedimientos, el de la unidad regional 7 de Resistencia, fue a cargo de la los policías federales de la ciudad, aunque recién esta semana se conocieron los detalles del mismo.




Comentarios