Jerónimo Chemes comenzó su odisea por mejorar la calidad de vida de los habitantes del Impenetrable hace 10 años. Inició la compleja tarea llevando cosas básicas, y hoy organizan la construcción de escuelas y facilita la asistencia y servicios de salud en la alejada región. Periódicamente organizan viajes desde la Ciudad de Buenos Aires hasta el Chaco para llevar materiales y asistencia para las poblaciones en ubicaciones casi inaccesibles. "Lo que ves ahí no es humano. No es pobreza o indigencia. Es el límite de la civilización."

Camioneta de Chata Solidaria, atravesando terreno difícil. (Web).

El fundador de la organización sin fines de lucro, comenzó su tarea impulsado por la muerte de su madre, que lo había dejado con la necesidad de hacer algo bueno por el mundo. En su primera incursión por El Impenetrable, explica que se adentró sin conocer nada de lo que ahí lo esperaba. No poseía el equipo necesario, ni siquiera el alimento y el agua mínima para realizar toda la travesía, padeció temperaturas por encima de los 50°C, y casi fallece si no fuera porque fue encontrado por habitantes de la zona.

Organizando la construcción de un establecimiento para uso público. (Web).

"Con ese viaje, entendí tres cosas: que Dios me había dado otra oportunidad, que solo no se podía hacer y que tenía que tener las agallas para poder hacer algo con todo eso que me permitiera ayudar más", expresó. De manera que comenzó otra campaña que consistió en reunir personas con voluntad de ayudar para su causa. Para el segundo año, fue acompañado de un amigo, ahora mejor preparados en cuanto a alimentos, bebidas y materiales para trabajar. Para el tercero, eran cuatro amigos en dos vehículos y siguió creciendo hasta alcanzar su formación actual, contando con 14 personas y un grupo de profesionales de salud, como psicólogos, médicos, cardiólogos y ginecólogos, entre otros.

Este año planean realizar cuatro viajes y, aunque la empresa Ford les habilita los vehículos, el resto de las obras las hacen de forma completamente con lo que la gente dona. Estima que cada viaje les cuesta entre 60 y 70 mil pesos por camioneta, y para lograr este objetivo pide la colaboración de la gente, siempre en la medida de lo posible, "Una transferencia o con la tarjeta de crédito, que se puede donar desde un peso por mes".

Para consultas y donaciones: f100solidaria@hotmail.com

Fuente: https://www.perfil.com/