Se registró un total de 33 casos de alcoholemia, sumando un total de 13 autos y 66 motos retenidas por infracciones.


Debido al movimiento provocado por Año Nuevo, el Municipio de Resistencia informó que se realizó un amplio despliegue de agentes de fiscalización y seguridad vial trabajando en puntos fijos y móviles para evitar desmanes. Personal de tránsito recorrió las tradicionales zonas concurridas, plazas, parques, pubs, boliches, entre otros espacios libres.

La Policía Caminera destinó más de 500 agentes durante Año Nuevo. (Web).

La Policía Caminera, con este objetivo, destinó más de 500 agentes a los dispositivos de control que se realizaron entre la noche del 31 de diciembre y la madrugada del 1° de enero.

De esta manera, durante el miércoles, en un amplio control de alcoholemia, se registró un total de 13 autos, 66 motos retenidas con la confección de 294 actas de infracción y 33 casos de alcoholemia positiva, 9 fueron conductores de autos y 24 de motos. Además, se insistió con el uso del cinturón de seguridad, la utilización de luces y el casco reglamentario en motociclistas.

En el tiempo en que se desarrollaron los festejos, agentes de control también llevaron a cabo inspecciones en locales, bailables, boliches, pubs, entre otros. Solo se registraron 3 de ellos con faltas menores y el desarrollo de sus actividades fue normal, acatando los cierres sin contravenciones.

Con respecto al servicio de taxis y remises, también fue fiscalizado durante la noche y la madrugada de este miércoles. Cabe señalar que se concretaron más de 200 inspecciones en unidades de transporte público y carga, con la retención de 3 vehículos que no contaban con la documentación correspondiente. Su funcionamiento fue seguido de cerca por personal municipal, con controles de alcoholemia y de seguridad vial.



Comentarios