Después de una investigación, la policía estableció que la supuesta desaparición de la ciudadana mexicana que se dio a conocer el pasado lunes, se determinó que quien envió los mensajes con fines extorsivos era una persona del vecino país de Chile.

Aldo Mendoza, director de investigación de Chaco, en diálogo con Radio Facundo Quiroga (RFQ), explicó que se puede inferir que la denunciante y su familia resultaron engañados por la ciudadana chilena, con el cuento que se trata de una hijastra que no ve de hace más de 30 años; maniobra utilizada por estafadores para simular un secuestro express (falso) para luego pedir dinero a cambio (engaño, error en la deposición económica y fraude).

RFQ: ¿Nos cuenta los detalles de la investigación, por favor comisario? “Sí, la verdad es que nosotros también solicitamos la colaboración de la Comisaria Jurisdiccional por la denuncia, nos parecía que había algunas aristas que no coincidían, ni que tenían mucha certeza, a raíz de esto, la división Delitos Contra las Personas y la división Cibercrimen que dependen del departamento de Investigaciones Complejas, como son un trabajo en conjunto, colaborando con la fiscalía especial, la cámara Doctora Amegiño. En base a todos los elementos de prueba reunidos, se establece de que era algo falso, algo que esta persona decide hacer, una médica que venía de México, no era tan asi, que no ingreso al país, que el vehiculo que se mencionaba no tenia paso recientemente al país, aca Argentina. Profundizando mas en la investigación se establece que la línea por la que se estaba comunicando tenia característica de Chile, de una empresa que en Argentina es Claro, en Chile tiene otra razón social, y que justamente, en colaboración con la PDI, que es la policía de ese país con la que tenemos fluido contacto pudimos constatar que esta persona existe físicamente, que es una persona que apenas tiene estudio primario, y que tiene residencia en Puerto Mont en Chile.”