La jefa del Servicio de Quemados del hospital Pediátrico de Resistencia habló sobre la prevención de quemaduras.


Con la cercanía de las fiestas de fin de años, la jefa del Servicio de Quemados del hospital Pediátrico de Resistencia, dra. María del Mar Mora Yaraujo, en diálogo con Radio Facundo Quiroga (RFQ) habló sobre la prevención de quemaduras por el mal uso de pirotecnia, que en algunos casos acabó en lesiones gravísimas como la amputación de los dedos. “Manipular pirotecnia de ese tipo es un arma mortal porque es el comienzo de lesiones muy graves…”, señaló.

Para personas de todas las edades, lo ideal es no utilizar este tipo peligroso cohetería como las bombas de estruendo, pero en cualquier caso, sugirió no utilizar pirotecnia de mala calidad, ni desarmarla o acercarse en caso de que no explote, entre otras recomendaciones como no guardarlos en los bolsillos ni en lugares cerrados y calurosos.

RFQ: ¿Qué le puede decir a la gente para que empiece a tomar conciencia de lo que significa darle a un niño en la mano un petardo, algo que lo puede poner en peligro? “Manipular pirotecnia de esa características como lo son los petardos, son realmente un arma mortal, porque es el comienzo, muchas veces, de lesiones gravísimas, ya sea en los ojos o en las manos, hemos visto amputaciones de los miembros, de las manos y de los dedos (inclusive de dos o tres dedos), donde a partir de ahí cambia la vida de un niño por no tomar los recaudos suficientes para que eso no suceda. En realidad uno tiene que luchar por pirotecnia cero, no manipular pirotecnia, sobretodo en el menor de edad, aparte de las consecuencias ambientales, en los niños con autismo, en los animales. En realidad es aconsejable que ningún niño ni adulto manipule pirotecnia. Pero además de todo esto, tiene que conocer que esa pirotecnia tiene que estar avalado por ANMaC (Agencia Nacional de Materiales Controlados), que es una entidad que regula la fabricación correcta, que también hay pirotecnia que son de baja calidad, y es importante porque hay casos de niños que prenden el cohete, ven que no revienta, van y lo agarran, y le revienta en la mano.”



Comentarios