La pasión por el fútbol, llevó a los hermanos Galizzi a dejar Puerto Madryn y apostar por Estados Unidos donde juegan y trabajan

Los hermanos Maximiliano y Lucas Galizzi.
Los hermanos Maximiliano y Lucas Galizzi. Foto: Maximiliano Galizzi

Maximiliano y Lucas Galizzi tomaron la decisión de irse a estudiar y jugar al fútbol en otro país, ya que consideran que hacerlo en Argentina es difícil y tenes que optar por una u otra pasión. ¡Conoce su historia!

Además de trabajar y estudiar, Maximiliano y Lucas Galizzi de 26 y 22 años, se destacan en el fútbol americano. Lejos de sus familiares y sus orígenes argentinos, los hermanos dejaron todo para apostar en Estados Unidos. Hoy disfrutan cuando les toca compartir equipo, sin dejar de lado sus estudios.

La historia de los Galizzi comenzó cuando Maxi tenía 7 y Luciano 4 años, tuvieron que dejar su lugar de nacimiento, Santa Fe, para irse a vivir a Puerto Madryn, Chubut. “Ahí arrancamos a jugar a la pelota y a estudiar allá”, contó el hermano mayor.

Los hermanos comenzaron a jugar al fútbol y, a veces, compartían equipo, y otras veces no. Todo dependía de la edad, ya que se tienen un par de años de diferencias. “Él me seguía en el equipo en el que yo jugase, si yo entraba a un club él trataba de unirse a ese club y si me pasaba de club, capaz que él también se pasaba”, relató Maximiliano.

Lucas Galizzi.
Lucas Galizzi. Foto: Lucas Galizzi

Cuando Lucas llegó a tener 16 años y Maxi a 19 empezaron a jugar en diferentes clubes. Pero, los dos dieron sus primeros pasos en el Club Deportivo Madryn, del cual son hinchas. Luego, continuaron en J.J. Moreno para sumar mayor experiencia y conocimiento.

Ambos son centro delantero, y para el último equipo que jugaron fue New Orleans Jesters, “que sería como una cuarta división de Estados Unidos, pero Luciano ahora va a seguir jugando para su universidad que sería Christian Brothers University y yo ahora me quedo sin equipo porque tengo que terminar dos clases todavía y por el momento no tengo donde jugar”, reveló el mayor.

La decisión de irse a vivir a Estados Unidos

En agosto de 2017, Maximiliano decidió dejar toda su vida en Argentina para comenzar en Estados Unidos. Hasta ese año, Maxi jugó en torneos de Federal B e incluso “entre los 15 y 18 años estaba en el plantel del Deportivo Madryn, me llevaron al banco varias veces, pero nunca me tocó entrar, entonces para ganar más experiencia me pasé a otro equipo que estaba en Federal B”, dijo el joven.

Maxi y Lucas comparten la pasión por el fútbol.
Maxi y Lucas comparten la pasión por el fútbol. Foto: Maxi Galizzi

Allí jugó varios torneos hasta que en 2016 estaba en Germinal y cuando llegaron a la final con Sansinena, a Maxi se le complicó su carrera de contador. “No pude rendir ningún final y siempre tenía que discutir con los grupos de la facultad porque se juntaban a hacer un trabajo y yo tenía que ir a entrenar”, detalló el futbolista.

Como esto le ocurría muy de seguido, Maxi se dio cuenta de que “estaba dejando medio de lado la facultad”, por lo que prefería buscar una solución donde pueda jugar en el mismo nivel y que pueda estudiar al mismo tiempo, “y acá la verdad se puede hacer las dos”, expresó con respecto a Estados Unidos. “En Argentina es muy difícil estudiar y al mismo tiempo jugar al fútbol, tenés que elegir”, agregó Lucas.

Maxi Galizzi.
Maxi Galizzi. Foto: Maxi Galizzi

En el 2020 Luciano fue a Estados Unidos para acompañar a su hermano, pero también para seguir sus sueños. Ahora estudia Ingeniería Industrial, tiene una beca para una universidad y “el fútbol, básicamente le paga los estudios, la casa, la comida, pero no es considerado profesional”, detalló su hermano.

Por su parte, Maximiliano ya terminó sus estudios, se recibió en la carrera de Negocios Internacionales el año pasado y este año está haciendo un máster en Administración de Empresas. Al igual que su hermano menor, el fútbol le cubre todos los gastos. “Me lo cubre toda la universidad para jugar al fútbol para ellos”, contó.

Los Galizzi comenzaron a jugar al fútbol cuando tenían 4 y 7 años.
Los Galizzi comenzaron a jugar al fútbol cuando tenían 4 y 7 años. Foto: Maxi Galizzi

Al ser consultados sobre la reacción de sus padres al enterarse de la decisión de irse a vivir a otro país, Maxi contó entre risas que, en un momento le preguntó a su mamá si podía ir a estudiar a Buenos Aires, “y me sacó cagan... Ella no quería que me fuera”.

Así que cuando el mayor le contó a su madre que se quería ir al exterior, no le gustó para nada. “Según ella yo podía hacer las dos cosas, estudiar en Argentina y jugar al fútbol, que es verdad yo podría haber intentado, pero le dije que me iba a llevar 8 años recibirme. Así que ella no se lo tomó muy bien”, atestiguó Maximiliano.

A diferencia de la mamá de los chicos, el padre “estaba entusiasmado, le gustó la idea y se lo tomó mejor”, agregó el joven.

El sueño de jugar al fútbol profesionalmente

En diálogo con Vía País, los hermanos aseguraron que el gran sueño de ambos es llegar a jugar de manera profesional. “Si bien es muy difícil, ya que necesitamos una visa para jugar, pero bueno, tratar de hacerlo y si no quedarme acá trabajando”, afirmó Lucas.

Como Maxi está próximo a quedarse sin equipo, reveló que si no firma profesionalmente, probablemente tenga que dedicarse a trabajar y “le está pegando fuerte”, ya que él se define a sí mismo en base a este deporte.

Los hermanos chubutenses que dejaron su vida en Argentina para apostar en Estados Unidos.
Los hermanos chubutenses que dejaron su vida en Argentina para apostar en Estados Unidos. Foto: Maxi Galizzi

“La gente cuando pregunta ‘¿qué hacen Maxi y Luciano?’ Y, juegan al fútbol”, es la típica respuesta. Aunque el futuro de Maxi sea incierto, los Galizzi tienen una escuelita de fútbol y trabajan ahí como DT. Aunque sea, “con eso voy a seguir conectado, pero obviamente uno siempre quiere jugar”, precisó el hermano mayor.

Aunque “Argentina se extraña siempre”, al estar tan ocupados en sus actividades y responsabilidades “no tenés el tiempo de pensar en volver”. Por último, Lucas aseguró que en un futuro no volvería “porque acá se vive muy bien y tenés muchas oportunidades de trabajo”, explicó.

“Con todo lo que está pasando en el país, la economía y demás es muy complicado volver”, agregó Maxi. Además, una vez que se empieza a trabajar, “te das cuenta de que las oportunidades que hay para los pibes de nuestra edad en Estados Unidos son 10 veces mejores que las que hay allá en Argentina”, concluyó.

¡Queremos contar tu historia! Nos interesa lo que tenés para contarnos, escribinos a historias@viapais.com.ar y un periodista de nuestra redacción se va a comunicar con vos.

Temas Relacionados