La ciudad de Rafaela contará con medidores de calidad de aire. Así se anunció durante una reunión que se realizó en la Escuela Municipal de Música “Remo Pignoni”. Allí se presentó la iniciativa “Aires Nuevos para la Primera Infancia” impulsada por la Fundación Horizonte Ciudadano y articulada a nivel local con el Instituto para el Desarrollo Sustentable (IDSR) de la Municipalidad de Rafaela, y el Laboratorio de Economía Circular de la Universidad Nacional de Rafaela (UNRaf).

Este proyecto tiene como objetivos implementar y evaluar un modelo de acción local para la disminución de la contaminación del aire y de la exposición de niños y niñas de la primera infancia al aire contaminado. El mismo consiste en la realización de mediciones y el compromiso para que se adopten medidas destinadas a mejorar la calidad de aire.

Las mediciones se realizan a partir de monitores que tienen un radio de captación de 5 kilómetros y registran la contaminación en el ambiente a partir de la temperatura, la humedad, el dióxido de carbono y materiales particulados suspendidos en el aire.

Estuvieron presentes el intendente Luis Castellano; la secretaria de Ambiente y Movilidad, María Paz Caruso; la secretaria de Educación, Mariana Andereggen; el secretario de Prevención en Seguridad, Maximiliano Postovit; Juan Nittman del Instituto para el Desarrollo Sustentable; y María Cecilia Gutiérrez, secretaria de Articulación con la Comunidad de UNRaf.

También participaron representantes de las instituciones que ya cuentan con los medidores de calidad del aire: Roxana Mondino, directora de la Escuela Municipal de Música “Remo Pignoni”; Alicia Agazzoni, directora del Jardín Materno Infantil Municipal N° 1 “Margarita Bochetto”; y Gabriel Fernández, director de la Guardia Urbana Rafaela.

La contaminación del aire constituye un problema que afecta a gran parte de la población mundial, y particularmente a la primera infancia. Según datos de UNICEF, ya en 2012, una de cada diez muertes en niños y niñas menores de 5 años, estaba asociada a la calidad del aire.

A través de conexión virtual también acompañaron el evento, Alejandro Jurado, director del Laboratorio de investigación aplicada en Economía Circular (UNRaf); María Estela Ortiz, representante de la Red de convergencia para la Acción; Andrés Echeverría a cargo del proyecto “Aires nuevos para la infancia”; y Donatella Fuccaro, del equipo de la Fundación Horizonte Ciudadano.

Aires Nuevos para la Primera Infancia

La Municipalidad de Rafaela y la Universidad Nacional de Rafaela fueron invitadas a incorporarse a la iniciativa junto a otras cinco localidades y universidades de Argentina. En este marco, se firmaron los convenios correspondientes para formar parte de la primera Red Ciudadana de Calidad de Aire para la Primera Infancia.

Uno de los objetivos de la iniciativa “Aires Nuevos para la Primera Infancia” impulsada por la Fundación Horizonte Ciudadano, fundada por la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet, es la colaboración interinstitucional y la asistencia técnica para desarrollar e implementar proyectos de investigación e intervenciones a nivel local.

En este caso, se contempla la creación de una red de ciudades de América Latina y el Caribe de medición de calidad del aire para la primera infancia, para lo cual Rafaela ha recibido tres medidores electrónicos de monitoreo ambiental para su instalación en distintos puntos.

En Rafaela

Los medidores se colocaron en la Guardia Urbana de Rafaela, en el Jardín Materno Infantil Municipal N° 1 “Margarita Bochetto” y en la Escuela Municipal de Música “Remo Pignoni”, que en sus alrededores cuentan con la presencia y afluencia de niños y niñas.

Los monitores tienen un radio de captación de 5 kilómetros y están instalados en un sector exclusivo que asegure buen flujo de aire, ya que el monitor registra las lecturas de contaminantes haciendo pasar aire a través de su sensor central.

En nuestra ciudad ya se están llevando adelante prácticas y pruebas para que comiencen a generar información y brindar datos sobre la calidad del aire del sector que contará con el análisis del Laboratorio de Economía Circular de la UNRaf.

En una primera instancia, este proyecto permitirá contar con datos precisos, abiertos y constantes sobre la calidad del aire del municipio, principalmente en aquellos espacios transitados por la primera infancia, lo cual constituye un insumo relevante para el diseño de políticas públicas. Próximamente se podrán consultar los datos de Rafaela en https://www.iqair.com/.