Podríamos decir “estalló el verano” y no estaríamos equivocados. Y es que este sábado, el calor se hizo sentir en Rafaela y la región.

De acuerdo a los registros de @climarafaela, la temperatura llegó a un máximo de 34°C, pero la sensación térmica máxima se elevó hasta los 38°C, a las 15. Además, la presión atmosférica estuvo siempre baja, haciendo que uno se sienta pesado, con dolores de cabeza y sin ganas de hacer nada.

Sobre el atardecer, la temperatura estaba lejos de descender y todo hacía suponer que había una sofocante noche de sábado.

¿Qué dice el Servicio Meteorológico Nacional? Bueno, anuncia una inestabilidad creciente desde este domingo hasta el miércoles. Pero, en realidad, el día en donde seguramente habrá lluvias, será el martes. Mientras tanto, deberíamos prepararnos a otros dos días como este sábado.