Este viernes, el Estado municipal estableció una denuncia ante la Justicia contra un local de compra - venta de metales, sito en avenida Italia al 1200, que no estaba habilitado para la actividad.

A partir de denuncias recibidas, se acercó al lugar personal de la Dirección de Protección Vial y Comunitaria, acompañados por agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), quienes observaron que el negocio se encontraba en funcionamiento y atendiendo al público.

Vale recordar que el propietario del lugar había sido intimado a regularizar su situación en el mes de abril por el Juzgado de Faltas y nunca respondió a la solicitud de las autoridades.

En ese marco, se realizaron la diligencias correspondientes y se procedió a realizar la denuncia judicial contra el titular porque no respondió a la solicitud del Juzgado de Faltas municipal y, además, continuó funcionando, con apertura al público, agravando su situación legal.