La Municipalidad y la Provincia de Santa Fe firmarán en los próximos días un convenio a partir del cual. la administración local cede la manzana del denominado “Predio de la Flor”, lindante a la Ruta Nacional 34. Allí, se levantaría un nuevo edificio para la Justicia rafaelina, trasladándose desde su histórico edificio de calle Alvear al 200. Como contraprestación, la Provincia se compromete a que, en el mismo lugar, el Concejo Municipal pueda tener su propio edificio.

De acuerdo a lo que pudo conocer VíaRafaela, el predio de una hectárea, sito en la intersección de Bv. Roca al norte, Hermanos Marelli al oeste, Becquer al este y Rivadavia al Sur, tendría estos dos edificios. A lo largo del tiempo, tuvo varios usos y varias potenciales destinos. Algunos de ellos, generaron mucha polémica.

En cuanto al proyecto judicial, el modelo citado fue el de Reconquista. Esta semana se inauguró, con una inversión de 874.899.363,60 pesos, y el edificio cuenta con una superficie total cubierta de 7.600 metros cuadrados, con la posibilidad de ampliación en el 3° piso, distribuidos en subsuelo, planta baja, primero, segundo y tercer piso (biblioteca y sala de reuniones).

Incluso, no descartan la posibilidad de incluir ahí también al Ministerio Público de la Acusación (MPA) y al Servicio Público Provincial de Defensa Penal (SPPDP), nuevamente, tomando como modelo lo ocurrido en Reconquista. Allí también se hizo una Alcaidía ¿Se pensará lo mismo y se la trasladará de la Jefatura?

A cambio de la cesión del terreno, la Provincia se comprometería a que, en el mismo lugar, se instale el Concejo Municipal de Rafaela. Recordemos que el Cuerpo Legislativo se encuentra hoy en el sexto piso del Palacio Municipal y siempre hubo muchas quejas sobre si, el estar en el mismo edificio, no promovía la independencia de poderes.

El proyecto original del edificio de Moreno 8 implicaba hacer un edificio en la explanada lindante a las oficinas del Ejecutivo. Pero nunca se llevó a cabo. Incluso, las cuestiones de diseño (en particular, la accesibilidad) dificultaban en extremo la posibilidad de que se pudiera cumplir.

Recordemos que en 2011, con la presidencia de Jorge Maina, el Concejo Municipal había realizado un concurso (se presentaron 17 proyectos, 8 de Rafaela, 4 de Santa Fe y 5 de Rosario) que habían ganado los arquitectos Leonardo Losada e Ingnacio Pedrido Fanelli (ambos rosarinos). Habían cobrado $70.000 como adelanto de sus honorarios. Dicho de otra forma: la idea conceptual están, aunque la locación ahora sería 12 cuadras al oeste. Y resta convertir esto en un proyecto ejecutivo.

El proyecto ganador para el edificio del Concejo Municipal de Rafaela, de los arquitectos rosarinos, Leonardo Losada e Ignacio Pedrido Fanelli.

Larga historia para el Predio de la Flor

A finales de los 80′s, en esa manzana, se llevó adelante una feria en donde se exponían diferentes especies de flores. Incluso, había una fuente en el medio. De allí su nombre: el “Predio de la Flor”. Pero solo se realizó en algunas sesiones y luego quedó ese lugar sin un uso fijo. En algún momento, por ejemplo, se realizó el (también discontinuado) Fogón de la UTN, en la previa al Día del Estudiante o alguna graduación. Hoy, allí se realizan los exámenes prácticos para obtener la licencia de conducir.

Su valor ubicación lo convertía en un gran activo. De hecho, en el Presupuesto 2022, está inventariado con un valor de 73 millones de pesos. Sin embargo, su valor en el mercado (con un dólar libre, a $200) lo ubicaría a más del doble.

La cotización había surgido en 2009. Por ese entonces, el gobernador Hermes Binner propuso ceder los $3 millones de pesos que faltaban para terminar las cloacas en 8 barrios, a cambio de que el Municipio le cediera ese terreno (valuado en 800.000 dólares, en aquel momento equivalente a lo que faltaba para culminar la obra provincial), para construir un Centro Cívico. La Municipalidad se negó a hacerlo. El intendente de aquel momento era el hoy gobernador, Omar Perotti.

Más tarde, en la administración Macri, se lo propuso para construir viviendas colectivas, pero también un uso administrativo y comercial. Nunca fue tenido en cuenta.