La Municipalidad de Rafaela decidió modificar la forma de trabajo, para evitar contagios intramuros de coronavirus y garantizar la atención al público, sosteniendo la prestación de servicios. Es por ello que se tomaron algunas medidas que se aplicarán desde ahora. Esto ya se está aplicando.

Si bien no es una obligación, pretenden que el sector privado, lo replique. Ya sea en establecimientos comerciales, como industrias y servicios.

Desde la Dirección de Recursos Humanos, dependiente de la Secretaría de Auditoría, Evaluación y Transparencia, se realizó un relevamiento de los distintos esquemas implementados y, en la mayoría de las oficinas, se retornó al esquema de organización en “burbujas”. De esta forma, y al igual que en las escuelas, se trabaja una semana de forma presencial y la siguiente, de forma remota.

Asimismo, se reforzaron las medidas de cuidado implementadas desde el inicio de la pandemia (distanciamiento social, uso obligatorio de barbijo y sectores ventilados).

Por otra parte, no todos ingresan a la misma hora, para evitar la aglomeración de personas. Hay media hora de diferencia entre un grupo y otro.

La Secretaría continuará con el relevamiento de manera diaria para contar con la información necesaria que permita, junto con distintas áreas, tomar decisiones certeras.

Cabe remarcar que el esquema adoptado no influye en la prestación de servicios municipales.

El compromiso del Gobierno local es hacer todos los esfuerzos para cuidar la salud en esta situación crítica que estamos viviendo.