Dos intendentas de ciudades del Departamento San Cristóbal decidieron no acatar el decreto provincial publicado el pasado sábado por el Gobernador Omar Perotti. Se trata de Alejandro Dupouy, de Ceres, y Romina López, de San Guillermo.

En ambos casos, indicaron que no habrá apoyo local a los controles, que deberían ser llevados a cabo sólo por la policía provincial. En el caso del departamento San Cristóbal, se deberían cerrar clubes, gimnasios, fútbol 5 y las actividades religiosas.

Departamentos santafesinos en alerta epidemiológica. (Gobierno de Santa Fe)Gobierno de Santa Fe

En el caso de la localidad de Ceres, la mandataria del Frente Progresista Cívico y Social anticipó que no cerrará los clubes, aludiendo a que es uno de los lugares en donde menos contagios hubo. También rechazó cerrar gimnasios (igual, deben trabajar al 50% de su capacidad) e iglesias, dado que cuentan con protocolos. “Si la policía provincial quiere atender los decretos del Gobernador que lo hagan, pero no tendrán ningún respaldo de parte de este gobierno de la ciudad”, citó el medio Ceresciudad.com.

Por su parte, Romina López (PRO) indicó que “El Municipio no se va adherir al último decreto Provincial, por considerarse innecesarias las medidas dictadas, que además no van acompañadas de ayudas económicas”.