La pandemia no detiene a los barras bravas. Es que luego de la derrota de Independiente Rivadavia de Mendoza ante Atlético de Rafaela por 2 a 1, un grupo de hinchas interceptó el micro y amenazó de muerte tanto a jugadores, como cuerpo técnico y dirigentes.

Es por ello que el director técnico Gabriel Gómez “tendría tomada la determinación” de presentar su renuncia.

La policía informó que los violentos “pararon el micro en la ruta y agredieron verbalmente a jugadores y dirigentes, intentando robarles la ropa que traían desde Rafaela”, sostuvo el vocero consultado. El “apriete” tiene relación directa con la mala racha que la “Lepra” está experimentando en la zona B del campeonato de ascenso, en donde acumula cinco encuentros sin ganar, con cuatro empates y una derrota.

Pese a lo apuntado, el elenco mendocino continúa conservando la segunda posición en la tabla, con 22 unidades, a 5 de la línea del líder, Güemes de Santiago del Estero.

Recordemos que la hinchada de Atlético de Rafaela había prometido “balas para todos” dado que, hasta esta esta victoria, también venía de 5 partidos sin ganar.