Las próximas tres sesiones del Concejo Municipal (25 de noviembre, 2 y 9 de diciembre) serán muy intensas. Es que los concejales tomarán temas de onda sensibilidad e importancia para la ciudad, que fueron alejados de la campaña electoral y se tomó el compromiso de debatirlos antes del 10 de diciembre, cuando asuman Ceferino Mondino, Martín Racca y Valeria Solterman. Uno de ellos, que hace más de una década que está en agenda, es el de los agroquímicos.

En la actualidad, rige una ordenanza (la N° 3.600) que determina que desde el último poblado urbano (sea un barrio o sea un asentamiento, sin importar la legalidad del mismo), hay un área de 200 metros lineales en donde no se puede aplicar ningún tipo de producto. Y una zona con controles municipales, de 500 metros.

// Mirá también Se presentó ordenanza de agroquímicos 

El 25 de noviembre se presentó en el Concejo Municipal un proyecto del bloque oficialista, encabezado por la Dr. Brenda Vimo, en donde se plantea incrementar a 1.000 metros ambas cifras. También se regula la comercialización de los productos agroquímicos, la circulación de los equipos de aplicación y la disposición final de los envases.

Además, el Ejecutivo deberá promocionar la producción agroecológica en las zonas de exclusión. Por otra parte se establece un protocolo de actuación si se viera afectada la salud de las personas.

// Mirá también Agroquímicos: Brenda Vimo dijo que la amenazaron

La ordenanza también busca generar mecanismos para impulsar el control ciudadano, a través de elementos físicos y digitales, promoviendo el acceso a información para la población a través de un registro accesible desde una APP.

La principal fortaleza son los fallos judiciales, que determinan en muchos casos 800 metros de distancia, basados en el principio precautorio, que se encuentra amparado en la Constitución Nacional.

El de Mársico

No es el único proyecto en la agenda: también Lisandro Mársico (PDP - FPCyS) presentó uno. Propone mantener los actuales 200 metros, libre de pulverizaciones. Y en el área controlada, que se hagan a partir de los procedimientos de las Buenas Prácticas Agrícolas. También incorpora la posibilidad de un Manejo Integrado de Plagas.

// Mirá también Agroquímicos: Mársico presentó un proyecto con Buenas Prácticas Agronómicas

Su principal fortaleza, es el apoyo de la Sociedad Rural de Rafaela, los vendedores de agroquímicos (principal fuente de lobby, no los productores que son pocos en el área rural de Rafaela, porque alcanzan a una amplia zona) y el INTA.