Luego de una extensa reunión que se llevó a cabo en el edificio municipal, entre representantes del Departamento Ejecutivo Municipal y de la Cámara de propietarios de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y afines de Rafaela (CAPHREBAR) se definió una marcha atrás en la polémica decisión anunciada el sábado al mediodía y que comenzaba a regir desde este lunes. La misma implicaba que, a partir de las 20, todas las actividades -salvo las exceptuadas- quedaban prohibidas hasta las 6 del día siguiente.

Esto generó un fuerte malestar en el sector, y tomó a todos por sorpresa: no solo a la oposición, sino también al oficialismo del Concejo Municipal. Algunos locales habían anunciado el cierre circunstancial de sus puertas.

Silvina Imperiale, titular de la CAPHREBAR, indicó a Vía Rafaela que "entendemos la realidad sanitaria y el Municipio también entiende nuestra realidad económica. Por eso consensuamos que, de domingo a miércoles, vamos a trabajar hasta las 20 y luego con la modalidad de delivery. Somos concientes que hay que disminuir la circulación. Pero de jueves a sábado, siguen los locales hasta las 24".

El principal cambio es que serán más estrictos con las reservas. "Habrá un estricto sistema. A medida en que vayamos avanzando con la instrumentación, informaremos bien. Pero la idea es que, luego de la reserva, te genere un permiso de circulación. Eso también lo tendrá el personal que haga los controles. Quien no tenga eso o cuyos datos no coincidan, serán sancionados. Debemos actuar responsablemente y apelando a la responsabilidad individual para disminuir los contagios", detalló.

Por su parte, la jefa de Gabinete, Amalia Galantti, evaluó que "las medidas que acordamos dan respuesta al planteo tanto del sector privado como público. Hay concesiones de las dos partes y un compromiso muy importante de todo el sector gastronómico de ayudarnos a hacer más eficientes los controles".

"Lo primero que nosotros queríamos era compartir cómo es la situación sanitaria actual que tanto nos preocupa y nos motiva a proponer medidas que sean de mayor restricción en la circulación, que tienen como fundamento principal lo sanitario. Por eso también estuvo con nosotros el director del Hospital, Diego Lanzotti, quien explicó la ocupación de camas, respiradores y el agotamiento que tiene el personal que está trabajando", contó la funcionaria.

Iván Acosta en representación del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región valoró "el gesto del intendente Luis Castellano de escuchar nuestra realidad y necesidades para reflexionar en conjunto y plantear esta nueva solución".

"Entendemos que por los próximos 14 días, muchos locales vean restringida su actividad pero esperamos que se traduzca en una mejora en la curva de contagios y en la situación epidemiológica de la ciudad para que el sistema público de salud pueda responder de manera óptima. Estaremos atentos a monitorear la evolución de la situación y cómo estas medidas impacten en la coyuntura", cerró Acosta.

Para esta noche, estaba convocada una movilización frente al municipio, que no había sido convocada desde la CAPHREBAR ¿Se hará?