Si bien estuvo la Policía y Gendarmería, la Municipalidad no pudo coordinar el accionar de las fuerzas. "No sabemos cuánta gente entró", dijo Castellano.


Este viernes, los empleados municipales retoman sus actividades, luego de un paro de 72 horas. Y, durante ese lapso, no se hicieron los controles en los ingresos a la ciudad, tal como se venían dando desde el inicio de la pandemia.

Duele mucho este paro, en un momento en donde hay necesidad de controles, para que la pandemia llegue lo más despacio posible”, manifestó el intendente Luis Castellano, luego del acto por el día del maestro.

“Esperemos que la semana que viene se salga de esta situación, que cada empleado y empleada reciba lo que se merece, y salgamos de la propuesta de paros, que perjudica a la ciudad“, indicó Castellano. 

Complicó mucho la falta de controles, sobre todo, en las rutas. Que no podamos participar con nuestra gente de Guardia Urbana y Participación Vial y Comunitaria hace que hoy no tengamos dimensionado cuánta gente ingresó a la ciudad. Si bien la Gendarmería y la Policía estuvieron, rotativamente, los que llevamos la coordinación somos nosotros. Ellos hicieron lo que más tienen, con el personal que tienen“, añadió. 




Comentarios