Ante la flexibilización de actividades, el Municipio reforzó los controles en la vía pública.


El hecho de que Rafaela llegara a estar en la fase 5, casi la vuelta a la normalidad, hizo que muchísima gente retomara sus actividades, se reencontrara con familiares y amigos e incluso actividades deportivas. Pero, no todo está habilitado: se debe mantener la distancia social, no puede haber conglomeraciones y se debe usar siempre el barbijo social. Pero, no siempre esto se cumple.

Por tal motivo, la Municipalidad de Rafaela ha reforzado los controles para verificar el efectivo cumplimiento de lo normado tanto por parte de los titulares o encargados de los locales como así también de los vecinos y vecinas que se movilizan por la vía pública.

En ese sentido, el personal perteneciente al área Protección Vial y Comunitaria intensificó sus labores en espacios públicos, en donde los rafaelinos y rafaelinas se volcaron a la realización de actividades físicas, y en los lugares habilitados para el comercio en general, actividades deportivas y para el esparcimiento.

Con respecto a esas tareas, en las últimas horas, los agentes del municipio procedieron al labrado de actas por incumplimiento de la Ordenanza que establece el uso obligatorio del barbijo/tapabocas en el marco de la vigente emergencia sanitaria. De acuerdo a lo que pudo averiguar Vía Rafaela, se labraron 10 actas por esta infracción.

Las infracciones a la ordenanza fueron verificadas en ciudadanos que circulaban por la vía pública sin utilizar barbijo y en establecimientos que no cumplieron con el protocolo de exigir que sus clientes ingresen y egresen del local con el barbijo colocado.




Comentarios