Este lunes, los comercios de la ciudad comenzaron a abrir sus puertas por la mañana. Desde hace 10 días, ya pudieron retomar la actividad. Sin lugar a dudas, es una buena señal, pero comienza a avizorarse lo que se denomina la "pospandemia": de la misma forma que uno ve su calle luego de que una fuerte tormenta pasara.

En este sentido, el presidente de la Cámara de Comercio del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región, José Frana, adelantó un dato revelador de un relevamiento que se dará a conocer en los próximos días: el 75% de los comerciantes dijeron que venderán menos que en marzo pasado, marcando una baja expectativa en el retorno.

Frana adelantó que en los próximos días darán a conoce este trabajo que contempla datos sobre cómo fueron las ventas, el compromiso de alquileres, salarios, servicios e impuestos.

Si bien no hay un estimado del dinero que se perdió por no trabajar (dado que nadie da un dato tan privado como el nivel de facturación), sí se le preguntó cómo fueron porcentualmente las ventas comparado con el regreso.

"Estuvimos haciendo un trabajo y la verdad es que, hasta cuestiones de expectivas que son números duros. El 75% de los encuestados espera que las ventas no sean superiores a marzo", adelantó Frana.

Por otra parte, el 60% indicó que pudo pagar los salarios de abril sin problemas. El 30% tuvo alguna demora. Y un alto porcentaje cree que puede pagar mayo y junio sin inconvenientes. 

"Uno no debería ponerse contento a entrar a la normalidad", dijo, en diálogo con FM Galena. "Algunos comercios están viendo la posibilidad de armar algún tipo de esquema unificado, pero no es sencilló", dijo Frana, pero descartó que el horario corrido fuera uno de los cambios que se dieran con la pospandemia "Empezamos a pedir la apertura por la mañana, porque la costumbre de la gente no es esa. Estar abierto a las 13 no traía afluencia de gente", indicó.

"Tenemos que volver a la normalidad con el resto de las actividades, sobre todo, los gastronómicos y los hoteles. El otro tema es todo lo que deja el parate ocurrido. Ha dejado una secuela muy dura y muy fuerte. Hay que efectivizar las ayudas que se vienen pidiendo. El daño ocasionado en donde no se pudo trabajar, es irreparable sin una ayuda. Estamos retomando un nivel de actividad como el de mes de marzo, que era muy tranquilo, muy parado", añadió Frana.

"Tuviste casi 60 días tu negocio cerrado, con todos los gastos y costos y reabrís a un nivel bajo de actividad. Hay gente a la que le va a costar. Hay gente que no ha podido abrir", dijo y admitió que "por ahora son pocos" los negocios que cerraron, pero indicó que "hay muchos que están viendo qué pasa para ver qué deciden. Hay mucha gente con dificultades, sondeando qué pasa, para ver cuáles son sus posibilidades".