Los ladrones tienen 22 y 23 años. El fiscal fue Guillermo Loyola.


Este miércoles, Emanuel Esteban Calderón, de 23 años y Franco Maximiliano Palma, de 22, recibierpn penas superiores a 6 años de prisión por ser considerados como coautores de los delitos de robo calificado (por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede ser acreditado); robo calificado (por el uso de arma blanca); violación de domicilio y daño.

Calderón –que tiene antecedentes penales condenatorios– también fue condenado como autor del delito de amenazas coactivas. Por su parte, Palma recibió una pena superior por cometer los delitos de portación indebida de arma de fuego de uso civil; abuso de armas agravado (por la intervención de un menor de edad); lesiones leves dolosas y violación de domicilio.

El fiscal que investigó los hechos es Guillermo Loyola. La sentencia fue dictada por el juez Javier Bottero en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos y que se realizó mediante la aplicación Zoom.

En forma conjunta

Los delitos cometidos conjuntamente por Calderón y Palma fueron el lunes 3 de junio de 2019 entre las 22 y las 23:15.

“En el primero de ellos, le sustrajeron ilegítimamente el teléfono celular a un hombre que caminaba por la vía pública”, precisó el fiscal Loyola. “Para cometer el ilícito utilizaron un arma de fuego que le colocaron en la nuca a la víctima. Una vez que tuvieron en su poder el dispositivo, escaparon del lugar”.

El segundo ilícito fue minutos después. “La víctima fue otro hombre que caminaba por la vía pública, al que también le extrajeron el teléfono celular”, relató Loyola y agregó que “Palma le propinó un golpe de puño en la cabeza de la víctima y luego extrajo un arma de fuego y le apuntó a la víctima a muy corta distancia”. Por último, el fiscal precisó que “la víctima también fue agredido por Calderón con un cuchillo, lo que le causó una herida punzante en su pierna derecha”.

El tercer delito fue cometido pasadas las 23:00. “Los dos condenados dañaron la puerta de ingreso a una vivienda e ingresaron a pesar de la voluntad de la propietaria”, subrayó el fiscal. “Amenazaron a la víctima y a su hijo menor de edad, no obstante se fueron del lugar sin sustraer ningún elemento de valor”, concluyó Loyola.




Comentarios