A Diego Gauna lo sobreseyeron por el asesinato de Claudio Roldán, ocurrido en mayo de 2018, en el barrio Los Nogales. Pericias confirmaron que sufre de psicosis ezquizofrénica paranoica.


La Jueza de la Investigación Penal preparatoria, Dra. Cristina Fortunato resolvió declarar “inimputable” a Diego Gauna, a quien el Fiscal Guillermo Loyola acusaba como el autor material del asesinato de Claudio Roldán, ocurrido hace dos años, en el barrio Los Nogales.

El abogado defensor de Gauna, el Dr. Pablo Mosconi, había presentado una serie de pericias psiquiátricas a partir de las cuales se demostraban que el acusado sufre de psicosis ezquizofrénica paranoica.

Fortunato aceptó esto, sobreseyó a Gauna y derivó las acciones al Tribunal Civil, para determinar la internación de Gauna.

Los hechos

El enfrentamiento entre Gauna y Roldán databa desde hacía algunos meses. Vivían en viviendas contiguas, en Washington al 300, en el Barrio Los Nogales.

Roldán tuvo una filtración y llamó a alguien para arreglarla. Cuando lo acompañó al techo, vio que su futuro asesino tenía plantas de marihuana en el patio. Lo fue a enfrentar y empezó la disputa que terminaría con la vida de Roldán, quien desconocía que Gauna tenía una gran cantidad de armas en su casa. Roldán también lo habría denunciado por violencia de género hacia la esposa de su vecino.

Gauna se preparó para el asesinato: fue varias veces al Tiro Federal para practicar con una Taurus 9 mm. El 19 de marzo de 2018 fue a la casa de su vecino y le disparó dos veces: una en el pecho y otra, para rematar, en la cabeza. Fue él mismo el que denunció el hecho al 911: “Me vengo a entregar porque maté a mi vecino con un arma 9 mm. Le pegué un tiro en la cabeza y uno en el pecho. Dejé el arma dentro de mi casa y la cerré con llave”, dijo. Desde el exterior se veían los pies de Roldán, al lado del auto estacionado en el garage. 

La acusación

A Gauna, el fiscal Loyola lo acusó de Etenencia y portación de arma de fuego y homicidio agravado por el uso de arma de fuego y calificado por alevosía”. De haber sido condenado, podría haber recibido cadena perpetua.




Comentarios