El edificio ya tiene la dimensión final: 859 m2 cubiertos y 113 m2 semicubiertos. La obra sigue , cumpliendo protocolos sanitarios.


El primer edificio de los diez previstos en el campus de 10 hectáreas – a la vera de la ruta nacional 34– de la Universidad Nacional de Rafaela avanza a buen ritmo.

De acuerdo a la información oficial, en poco más de 6 meses (se inició en septiembre pasado) ya se llegó al 35% de avance. De esta forma, ya se puede tomar dimensión del volumen que tendrá la construcción: 859 m2 cubiertos y 113 m2 semicubiertos destinados al funcionamiento de aulas laboratorio donde se desarrollarán actividades académicas y de investigación de esta Universidad Pública.

Ahora, varias tareas se están ejecutando de manera simultánea: mampostería de elevación, electricidad, desagües pluviales, estructura para cielorrasos y tabiquería interior de placa de roca de yeso.

La Universidad tiene como objetivo la innovación. Y la incluye en los materiales que se usan en esta construcción: para la mampostería se usará (Hormigón Celular Curado en Autoclave), un material 100% mineral producido a partir de arena de sílice, cal, cemento, agua y millones de burbujas de aire uniformemente distribuidas en la mezcla, que contribuye al concepto de edificio sustentable con el que se realizará toda la obra del Campus. Su composición inorgánica no atrae ni favorece la formación de plagas, no emite contaminantes ni polución y es completamente reciclable al terminar su vida útil. Además, cuenta con otras ventajas significativas respecto a parámetros de alta aislación térmica y acústica, bajo peso y precisión industrial de los bloques y baja absorción de agua.

Así se verá el primer laboratorio de la Universidad Nacional de Rafaela.

También, en esta fase de la obra se procederá a la ejecución de contrapisos y carpetas pendientes en planta alta. Al mismo tiempo, continúan los trabajos de revoques exteriores e interiores bajo revestimiento y de yeso proyectable, como así también la colocación de pisos y revestimientos en planta baja. A fin del mes de mayo, se prevé ejecutar hormigón de contrapiso y carpeta en azotea y los taludes al este y oeste del Edificio.

Vale destacar que la construcción avanza cumpliendo con los protocolos sanitarios elaborados por la Cámara Argentina de la Construcción y homologados por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad SOcial de Santa Fe, para evitar contagios de coronavirus. 

Nuestros sueños están intactos. La situación de aislamiento nos presentó muchos desafíos en todos los planos institucionales, ya sean académicos, de investigación aplicada, administrativos e informáticos y de bienestar universitario. Continuar con la construcción del Campus es uno de los principales objetivos, resguardando la salud de los trabajadores a través de la normativa vigente. Vamos a avanzar con toda la energía y el profesionalismo que nos brindan nuestros equipos, a quienes cuidamos y agradecemos profundamente”, expresó el Rector, Dr. Rubén Ascúa.




Comentarios