Tendrán horarios reducidos. No se oficiarán misas ni habrá grupos de oración.


De acuerdo a las nuevas disposiciones a nivel nacional y provincial en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, desde este lunes 18 se dispuso la reapertura de las iglesias en nuestra ciudad.

Habrá horarios reducidos: de lunes a viernes, de 12 a 18 y los sábados de 9 a 12. Cada parroquia podrá disponer horarios particulares. Vale destacar que no habrá celebración de misas ni se permitirá la presencia de grupos de oración, para evitar que se agrupen las personas.

Se han presentado protocolos para que las iglesias, parroquias y capillas tengan medidas de higiene y desinfección. Entre otras cosas, no podrán tocarse las imágenes y no habrá agua bendita. Todas estas medidas estarán notificadas a los feligreses en la entrada. 




Comentarios