Los cinco centros se llenaron de chicos dispuestos a estudiar para aprobar las materias que adeudan.


Esta semana se retomaron las actividades de los cinco centros de la ciudad en donde se desarrolla el programa Inclusión Educativa, que lleva adelante desde hace más de una década la Municipalidad de Rafaela. En todos ellos, se pudieron observar muchos chicos concurriendo a las clases de apoyo que le brindan ayuda para poder rendir los exámenes que se empiezan a tomar desde la semana que viene. 

Concentrados, resuelven consignas y consultan a los tutores, mientras que los mates van de mano en mano. El compañerismo permite que estos trayectos sean mucho más amenos. Y los problemas de unos pueden ser los de otros, con la colaboración de docentes y tutores. La socialización es un efecto secundario, pero para nada no deseado. 

Cabe recordar que los centro se ubican en la vecinal del barrio Monseñor Zazpe (Zafetti 1400), la vecinal del Fátima (Eduardo Oliber 950), Federación de Entidades Vecinales (500 Millas al 100), el SUM Pileta Municipal (Joaquín V. González y Chaco) y la vecinal del Villa Dominga (14 de Julio 160).

Durante el 2019 pasaron por el programa alrededor de 480 chicos y chicas y, más de la mitad, lo hicieron de manera permanente asistiendo de forma regular todas las semanas. El resto se fue acercando para preparar materias y rendir exámenes.

A partir de marzo, y hasta el mes de diciembre inclusive, se desarrolla el ciclo 2020 de Inclusión, en su onceaba edición, con el horario completo en los cinco centros: de lunes a viernes de 8 a 11 y de 14 a 17 horas.




Comentarios