El juez de faltas municipal, Dr. Rubén Pavetti, decidió levantar la clausura preventiva del local ubicado en Avenida Luis Fanti al 1902 (esquina con Av. Podio), que se dedicaba a la venta de pirotecnia.

La decisión se tomó luego de que sus propietarios aceptaran el decomiso de productos prohibidos para su comercialización.

Vale recordar que el negocio se encuentra con una habilitación para el desarrollo de sus actividades.

Decomiso de material prohibido

Por otra parte, en la tarde de ayer, se hizo decomiso de material de pirotecnia prohibida en otro local ubicado en Aaron Castellanos al 900.

Los trabajos de inspección por parte de los agentes municipales continuarán de acuerdo a una previa planificación y en respuesta a las denuncias realizadas por los vecinos al 425400.